Blogia
jmaznar

Juan Sebastián Bach

Juan Sebastián Bach Me pregunto si Mariano será capaz de sucederme. Tiene oratoria y se defiende muy bien con golpes certeros en riñones y cabeza, pero su recorrido es corto: su movimiento de piernas no tiene el ritmo suficiente. Carece de reflejos para encarar al rival. Es verdad que cuando lo tiene focalizado, es capaz de reventarlo a golpes pero eso solo ocurre si antes se ha marcado una pauta. No es bueno improvisando y eso puede ser fatal en situaciones que requieren rapidez mental y reflejos. ¿Por qué es tan dificil sustituirme?.

- Ana, ¿por qué es tan dificil sustituirme?. Me lo estaba preguntando ahora y no logro explicármelo por más que hago esfuerzos sobrehumanos -pásame más castañas, por favor.

- Querido Josemari, es normal, se necesitarían muchos marianos para que te quedases tranquilo -tápate con la colcha y arrímate al brasero, que hace frío. Creo, sinceramente, que eres una extraña conjunción de mil factores. Algo parecido a lo que J.S. Bach representó en la síntesis de siglos de historia para la música alemana y universal.

- Por cierto, Ana, me gustaría oír algo de ese compositor. A veces siento que necesito llenar alguna pequeña laguna cultural -si es que existe ese pantanoso espacio.

- ¿Bach?, no te hace falta eso, cariño. Seguro que conoces la mayoría de sus obras. De todas formas dile a Acebes que te compre algún CD.

- Puede que lo haga aunque no creo que sea muy bueno. En ese caso recordaría alguna de sus melodías. No sé, por cierto, que hacemos comiendo castañas en la mesa camilla y con el brasero a todo trapo. La verdad, Ana, no sé que te ocurre últimamente.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres