Blogia
jmaznar

Sueño demagógico

Estoy sudando, me quedé dormido. Ana se fué a cenar con Gallardón y su equipo. O eso me dijo. Últimamente no para en casa.

Ha sido terrible. Terrible. Un grupo de niños iraquíes estaban jugando en una guardería. Saltando, corriendo, cantando. Cosas de niños. Los niños no tienen patria: son niños. Entonces aparece un soldado americano y les da de beber una bebida refrescante. Puede que Coca-Cola. No lo sé. Para mí que era de color naranja. No lo recuerdo. Los niños se lanzan en tropel por el líquido. El marine tiene varias botellas y en breves instantes se las acaban todas. Todos los niños parecen contentos, hasta que uno de ellos empieza a sangrar por la boca y las orejas. Se retuerce de dolor. Luego empieza otro exactamente igual. Y otro. Todos. El gran charco de sangre me llega hasta la cintura. Le preguntó al soldado qué les dió de beber. Apenas me oye mientras se aleja con su fusil sujeto por los dos brazos en alto y evitando la sangre. Me grita: "¿No quieren bebidas refrescantes, pues ahí las tienen?. ¡Jajajá!".

Los ha envenenado. No puedo creerlo. Pero enseguida se acaba la escena y me encuentro con Acebes y Mariano tomando unos pulpitos a la cazadora en un bar de Chueca. Me dicen "Siéntate, Presidente, que tienes mala cara". No puedo, les digo, y me voy corriendo calle abajo. Huyendo. No sé de qué. Y desnudo. La gente no parece sorprenderse. Ni siquiera me miran.

Luego soñé esto.

Estoy sudando, me quedé dormido.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Felipe -

seguro que era un sueño y no la realidad?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres